1ª PARTE:” Alma”

Mediados de los años 30. Alonso Menéndez y Pepe García, dos españoles, asturianos de origen, que como tantos otros tuvieron que emigrar de su país, deciden afincarse en cuba.

Una vez allí toman la decisión de emprender un proyecto propio de la tierra que los acogió, la fabricación de puros cubanos de alta calidad.

Todo empieza como habían soñado. Consiguen el producto deseado, su fábrica funciona muy bien, consiguen ser reputados en un mercado desconocido para ellos. Son felices, todo funciona a pedir de boca. Su sueño se está cumpliendo.

Años más tarde observan como la productividad de sus trabajadores va en descenso. La fabricación de puros es tediosa, todos los días el mismo trabajo, la rutina de liar un puro tras otro.

Deciden poner toda su alma en innovar. ¿Cómo mejorar la productividad?¿Cómo hacer que las mujeres y hombres que viven en ese estado rutinario presidido por la monotonía se activen, se impliquen y se diviertan?

Toman una decisión pionera, tremendamente innovadora para la época. Crean la figura del “lector de libros”.

Sentados/as en un atril, comienzan a leer libros para amenizar la jornada. “El Conde de Montecristo” y “Romeo y Julieta” son dos de los títulos más esperados.

El efecto de su lectura es dispar. Cuando se leía “El Conde de Montecristo” crecía la productividad de los hombres”, cuando la lectura era de “Romeo y Julieta” eran las mujeres las que se entregaban con más pasión”.

Pepe y Alonso pusieron toda su “Alma” en ser pioneros e innovar en mundo marcado por el desasosiego y la rutina.

El “Alma” entendida como innovación y orientación hacia el emprendimiento es el primer símbolo que he querido reflejar en mi colección.

LA COLECCION DEL ALMA, EL VALOR Y EL CORAJE.

 

2ª PARTE:” Valor y Coraje”

 

Mismos años 30. Distinta ciudad: Nueva York.

La marca tabaquera “Lucky Strike” decide seguir los pasos de Pepe y Alonso. Deciden ser innovadores y pioneros. Se proponen incorporar a la mujer al mundo del tabaco.

No dejo de reconocer que lo hacen con fines egoístas. Quieren explotar un 50% del mercado que hasta ahora no había podido ser impactado: las mujeres.

Sin derecho a fumar hasta entonces, “Lucky Stryke” contrata al sobrino de Sigmund Freud. Se llamaba “Edward Barneys” y diseñó un plan para incorporar a las mujeres al mundo del tabaco (todavía no se conocían los efectos tan adversos de fumar en los años 30).

 

En el desfile de Pascua celebrado el 31 de marzo de 1929 en Nueva York, Edward llevaría a cabo su plan. El escenario perfecto, pues el Eastern Parade era uno de los acontecimientos culturales más importantes de los años 20. Un grupo de 10 jóvenes modelos de la revista Vogue colaboraron con Barneys, infiltrándose en el desfile, donde se pusieron a fumar a la vista de la multitud. Un acto atrevido que no dejaría indiferente a ninguno de los allí congregados. Todos los medios se hicieron eco del acontecimiento

 

 

A ese grupo de 10 mujeres las llamaron “Las Antorchas de la Libertad”. Todo cambió a partir de entonces…….

El “Valor” y el “coraje” con el que las “Antorchas de la Libertad” se presentaron en el desfile son también, junto al “Alma” de Pepe y Alonso, los activos que he querido resaltar en mi colección